14/9/13

< Let her go - Passengers >


Me atrae la gente con problemas, no puedo evitarlo. Siento que si puedo ayudar a alguien a solventar sus errores, de alguna manera los míos se disiparán también.
Quizás esto es debido a que soy un alma demasiado empática. Y no es una congetura, es una realidad; soy un alma empática.
Tengo la debilidad de ayudar a los demás, a cualquiera que me necesite; llamémosle Síndrome de Robin Hood: dedico mi tiempo, mi fuerza y el poco cerebro que me queda en hacer los nudos de las vidas de los que me rodean menos asfixiantes.
¿Pero dónde quedo yo? O mejor dicho, ¿quién me ayuda a mí?

Siempre me ha atraído la gente con problemas, porque yo soy una de ellos.

1 comentario:

Rebeca dijo...

Ya sabes que siempre has sido tu la que me esta echando manos por todos lados. Yo te echo manos por donde haga falta por que se que tu a veces estar peor que yo y aun así y te tengo! Gracias por todo <3